DOCTORA EN COMUNICACIÓN Y DIRECTORA DEL IMEP:

Diana Rubio: “El uso propagandístico de los símbolos oficiales es la perversión de los mismos”

“Del protocolo aprendí que la colaboración es vital para avanzar, que los equipos interculturales aportan más de lo que podía imaginar y que, en cuanto a ceremonial, los matices que nos diferencian también nos hacen iguales”

JUAN LUIS FUENTE

Es una nazarí que va por el mundo cumpliendo sus sueños, una mujer con carácter, muy familiar y leal que aspira a seguir dando visibilidad “a este maravilloso sector” del protocolo y la organización de eventos y a disfrutar de lo que la vida le va poniendo en el camino. Tiene dos grandes pasiones: viajar (“es un punto importante para mí”) y los gatos. Es licenciada en Ciencias Políticas, tiene un Máster en Gestión de Eventos y Comunicación Corporativa, otro en Nuevas Tendencias y Procesos de Innovación en Comunicación, un postgrado en Comunicación Política y, por si fuera poco, el doctorado en Comunicación (cum Laude, por cierto). Además, es la directora del Instituto Mediterráneo de Estudios de Protocolo (IMEP). Aunque dentro del sector podríamos decir que está especializada en la interculturalidad. Se trata de Diana Rubio Calero (Granada, 1983), una mujer infatigable en todos los sentidos, siempre con la maleta a mano, pero también muy pendiente siempre de los suyos, de su familia, de sus amigos, de sus compañeros. Maleta con la que ha viajado por medio mundo y con la que ha aprendido lo que no está escrito. Quizá esto también haya influido en el gran número de importantes distinciones que tiene en su haber (de las que hablamos más adelante). Como experta en comunicación política, nos habla de la utilización que hacen los partidos políticos de los símbolos oficiales, contra lo que no tiene nada en contra. Sin embargo, lo que le parece perverso “es que se haga un uso propagandístico de ellos”. Pues nada, nos vamos de viaje con Diana Rubio.  

WhatsApp Image 2021-11-17 at 16.39.56 (1)

Con tantos kilómetros a sus espaldas, le será difícil decirnos cuál es su país preferido.
Ufff, sí: EEUU, Italia y Japón estarían empatados.

Dígame, “¿qué hace una chica como tú” (licenciada en Ciencias Políticas) “en un sitio como éste” (el protocolo)?
Digamos que la comunicación siempre ha estado presente en mi día a día, desde la radio (fui locutora unos años) a colaborar en los eventos en el colegio y en el instituto como las 12+1 horas de baloncesto, pases de modelos para recaudar fondos para viajes de estudios… Pero mi curiosidad despertó cuanto comencé los estudios de máster en organización de eventos; no podía imaginar la de posibilidades que ofrecía esta rama.

Efectivamente, un Máster en Gestión de Eventos y Comunicación Corporativa
Ese máster fue clave. Para mí representó el comienzo de todo. Con él aprendí infinidad de cosas y conocí a gente maravillosa que me aportó mucho a lo que hoy es mi trayectoria, demostrándome la relación entre mi carrera y estos estudios. Sigo manteniendo muy buena relación con ellos. 

Pero debió darse cuenta de que le iba mucho el mundo de la comunicación si tenemos en cuenta que tiene un postgrado en Comunicación Política, un máster en Nuevas Tendencias y Procesos de Innovación en Comunicación y, por si fuera poco, un doctorado en Ciencias Políticas (cum Laude, por cierto).
Aunque estuve unos años antes buscando mi lugar (pensaba que estaría en las políticas sociales y en la mediación familiar, pero me equivoqué) finalmente me di cuenta de que la comunicación era lo mío, y para poder trabajar en ello, había que formarse. El doctorado fue un reto que siempre había querido alcanzar, y fue la Universitat Jaume I (UJI) la que me acogió para poder especializarme, siendo una experiencia muy dura pero gratificante de varios años. 

“Aunque estuve unos años antes buscando mi lugar (pensaba que estaría en las políticas sociales y en la mediación familiar, pero me equivoqué) finalmente me di cuenta de que la comunicación era lo mío, y para poder trabajar en ello, había que formarse”

¿Cómo fueron sus inicios profesionales en nuestro sector?
Creo que como todos: complicados. Mucha colaboración y poca remuneración, hasta que descubres que debes buscar una manera de diferenciarte en el mercado y comencé a escribir Política y Protocolo, una ventana online que me ayudó mucho en visibilidad y contactos. Seguir formándose e informándose junto con la interactuación en redes sociales fueron claves en mi trayectoria. 

Dentro del sector de los eventos y el protocolo, está especializada en la interculturalidad. Ha trabajado directamente con equipos transversales en diferentes países de Asia Pacífico, Oriente Medio…

El poder aprender de culturas diferentes, de cómo nos relacionamos y nos respetamos, ha sido fundamental en mi desarrollo tanto personal como profesional. Lo que sí descubrí es que los prejuicios deben quedar en la puerta y hay que ser valientes, observadores y respetuosos siempre. Eso de “donde fueres haz lo que vieres”, si lo acompañas de una sonrisa, mejor.

Pues habrá aprendido lo que no está escrito por esos mundos…
Sin duda, nuevas formas de vivir las cosas, de implementar los eventos y de socializar. He aprendido también lo importante que es viajar y saber idiomas para poder trabajar en este sector. La colaboración es vital para avanzar. 

“El poder aprender de culturas diferentes, de cómo nos relacionamos y nos respetamos, ha sido fundamental en mi desarrollo personal y profesional. Descubrí que los prejuicios deben quedar en la puerta y que hay que ser valientes, observadores y respetuosos siempre”

¿Y qué aprendió de protocolo y organización de eventos?
Que la colaboración es vital para avanzar, que los equipos interculturales aportan más de lo que podía imaginar y que en cuanto a ceremonial, los matices que nos diferencian también nos hacen iguales. 

También está especializada en protocolo corporativo realizando asesorías para empresas en negociaciones internacionales…
Digamos que esta parte vino de la mano de la experiencia internacional, especializándome en un área que hasta ahora no había sido demasiado conocida pero que poco a poco ve la necesidad de contar con profesionales con conocimientos en interculturalidad para conseguir sus objetivos sociales y económicos.

Después de tanto bagaje, ahora es la directora del Instituto Mediterráneo de Estudios de Protocolo (IMEP). ¿Cómo lo lleva?
Estoy muy contenta con la oportunidad que desde Grupo Esatur (propietario desde 2016) se me dio en 2018, donde la parte académica y la parte profesional se mezclan con los eventos en los que participamos, tanto a nivel nacional como internacional. En IMEP, aparte de enseñar protocolo y organización de eventos, entre otros, aprendemos mucho de nuestros alumnos y estamos en un proceso cativo constante.

Aquí es de obligado cumplimiento preguntarle por mis queridísimos José Luis Campillo y Concha Alhama, fundadores de este centro que tanto, tanto, tanto hicieron por la educación y el protocolo en este país.
Concha y José Luis han sido, son y serán siempre una parte importante del desarrollo del protocolo en España.

Qué me va a decir usted, pero yo le pregunto: ¿estamos formando bien a nuestros jóvenes en los estudios de protocolo y eventos?
Vamos mejorando con los años, atendiendo las necesidades del sector, aportando una enseñanza de calidad y basada en aspectos reales del sector, contribuyendo a la buena y necesaria relación entre todos y dando voz al protocolo, que aún necesita mucha más visibilidad y labores pedagógicas entre los más jóvenes. Son ellos los que más tienen que aportar, así que desde aquí los animo a formarse en estas materias. 

¿Estamos ofreciendo a nuestra sociedad un buen protocolo y unas buenas técnicas en organización de eventos? ¿Cree que hay alguna “parte” de nuestro quehacer que tal vez esté algo trasnochado?
Debemos buscar el equilibrio en el que demos voz a las nuevas generaciones y donde podamos ir adaptando nuestras técnicas tanto a los públicos como a los formatos híbridos, que han venido para quedarse. 

“Sobre el protocolo en nuestra sociedad, debemos buscar el equilibrio para dar voz a las nuevas generaciones y poder ir adaptando nuestras técnicas tanto a los públicos como a los formatos híbridos, que han venido para quedarse”

En su currículum aparecen un montón de distinciones. Por ejemplo, ha ganado varios premios Victory Award otorgados en Washington al mejor blog político por su impacto educativo e informativo y como mujer más influyente en comunicación. Ciertamente, esto no es muy común en la profesión.
Estos reconocimientos demuestran que el protocolo en política tiene aún mucho por explorar. El blog, las colaboraciones con compañeros de otros países y el objetivo de seguir avanzando y dando el lugar que le corresponde a estas herramientas como son los eventos y el protocolo, han sido cuestiones primordiales en la consecución de estos galardones que tanto trabajo supusieron poder conseguir.

Me llama la atención otro reconocimiento que recogió en Moscú en 2019 por su labor dentro del protocolo internacional…
Estuve en FEPS Moscú en 2019 y fue una muy grata sorpresa escuchar mi nombre y recibir un galardón de las manos del jefe de Protocolo de Gorbachov; no es más que un auténtico honor. 

También ha realizado un montón de investigaciones. Una de ellas se titula “El manual de protocolo en los partidos políticos”.
Dentro del mundo académico, la investigación es una de sus ramas más importantes, pero considero que en cuanto al protocolo necesita avanzar mucho más. Realicé una primera aproximación mezclando política y protocolo y creando una tipología de eventos políticos de partido donde implementar el protocolo y ceremonial corporativo. Quién me iba a decir que sería finalmente mi tema de tesis. 

“Dentro del mundo académico, la investigación es una de sus ramas más importantes, pero considero que en cuanto al protocolo necesita avanzar mucho más”

En efecto, la tesis de su doctorado tiene mucho que ver con la utilización de los símbolos oficiales del Estado en actos privados. Los congresos de los partidos políticos son eventos privados pero muchas formaciones los utilizan. ¿Qué opina al respecto?
Existen partidos que ya en sus estatutos exponen la importancia de la bandera de España y su situación en sus eventos. Por otro lado, los partidos son una organización a caballo entre lo público y lo privado y creo que ahí está la clave. Lo que no es tolerable es el uso partidista propagandístico de los símbolos oficiales. Es un tema controvertido que tiene un largo debate y reflexión por delante. En redes siempre comento que el uso propagandístico de los símbolos es la perversión de los mismos. 

Ahí queda eso. Al hilo del tema redes, en 2014 realizó otra investigación titulada “Protocolo y redes sociales: la era del microblogging como herramienta comunicativa”. Han pasado ya siete años. Es usted una pionera en esta materia. ¿Qué puede decir de protocolo y de estos ya no tan nuevos medios de comunicación? Quienes ya peinan canas, ¿tienen suficiente nivel en su manejo? ¿O solo los jóvenes le sacan el cien por cien del rendimiento a esta herramienta?
Empezamos ahora a darnos cuenta de lo que supone realmente su uso, donde los jóvenes tienen sus redes y nosotros tenemos otras. Aquí la clave está en aprender cómo comunicar en cada una de ellas para su público objetivo. La netiqueta ya ha pasado al 4.0.

“Empezamos ahora a darnos cuenta de lo que supone realmente el uso de las redes sociales donde los jóvenes tienen las suyas y nosotros tenemos otras. Aquí la clave está en aprender cómo comunicar en cada una de ellas para su público objetivo. La netiqueta ya ha pasado al 4.0.”

Hablando de jóvenes, acaba de publicar el libro ‘Protocolo para Millennials’. ¿Qué le llevó a ello?
Este trabajo es fruto de comprender la necesidad de utilizar un lenguaje adaptado a las nuevas generaciones que ayude a entender nuestra disciplina de una manera más cercana que les dé alas y se den cuenta de que no estamos ante algo rígido ni obsoleto, sino ante una realidad necesaria y flexible. No imaginaba la repercusión internacional que ha tenido, así que estoy muy feliz de haber dado el paso. 

Hobbies, aficiones.
Cine, series, escribir, muñecos de Funko Pop, papelería y los animales.

¿Su fin de semana ideal?
Un finde en el campo con mi familia y un bocata, o con mis amigos en una ciudad en la que poder visitar algún museo, disfrutar de la gastronomía y las risas. Si me preguntase por mi veraneo ideal le diría que un 50% playa y descanso y el otro, un viaje cultural. 

¿Qué le dicen las palabras familia, amistad y amor?
La familia es conexión y apego (también viene por el roce, el cariño y el aliento). La amistad, para mí se basa en la confianza y el respeto. (La pandemia me ha demostrado quién sí y quién no y quién nunca.) Y el amor es etéreo, real y cambia nuestra percepción de las cosas. El amor, siempre libre. 

“REVISTA PROTOCOLO es un referente para el sector. Para mí representa un gran orgullo poder colaborar con el magnífico equipo que lleva a cabo la ardua labor de informarnos sobre protocolo, comunicación, eventos y mucho más”

La última: usted también colabora con REVISTA PROTOCOLO y nos sentimos muy orgullosos de ello…
Esta revista es un referente para el sector. Para mí representa un gran orgullo poder colaborar con el magnífico equipo que lleva a cabo la ardua labor de informarnos sobre protocolo, comunicación, eventos y mucho más. 

Muchas gracias.
A ustedes…

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn